Despido por usar Linux

Bueno al fin escribo una entrada sobre algo de informática como dije una de las últimas veces que hablé de informática que en cuento encontrase algo de informática que llamase mi atención lo pondría aquí estoy, diréis que he encontrado pues estaba leyendo meneame cuando me encontré con la siguiente noticia: Despedido por negarse a desinstalar linux.

Según leemos en la noticia fue despedido por usar Linux por que el jefe lo consideraba seguro e inestable frente a Windows porque su hijo se lo había dicho y quería que lo desinstalara porque no quería que los datos de la empresa estuvieran en un sistema inseguro e inestable, bueno al menos esto último lo veo lógico que no quiera que sus datos estén en un sistema seguro e inestable, pero lo mejor de todo es que quería que el dueño del ordenador instalara un Windows pirata... quien fue el que aconsejo al jefe esto... su hijo de 15 años, bueno mejor dejo que leáis la noticia del enlace para que os enteréis mejor de todo y además dejo la de meneame.
Que es lo que podría haber hecho este individuo para que no le despidieran por usar Linux:
  1. De primeras si hubiese sido rápido en su respuesta al jefe cuando le pregunto que porque tenia los iconos tan raros el podría haber dicho que era un tema de escritorio y asunto solucionado, si esto ya no era posible pasamos al punto 2
  2. el jefe le llama al despacho y le dice que su hijo le ha dicho que eso es muy inseguro que lo quite e instale windows, pues en vez de rechistar al jefe coge y le dice vale mañana lo tengo cambiado llega a su casa y busca un tema de escritorio para su linux que imite la apariencia de un windows, le pone un tema al firefox que imite al internet explorer y le cambia la pantalla de barra de progreso por otra que imite a la de windows y cambias un par de detalles más y listo se lo enseñas al jefe le parece igual y los dos tan contentos
Enlaces:
Bueno como siempre espero vuestros comentarios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Licencias saloneras 2016

Compras salteadas

Reseña Manga XXX: Tokyo Ghoul